Determining The Best programa de facturacion ubuntu Deal

Las gallinas, por modernas que se vean con sus plumas, son en realidad descendientes directas de los dinosaurios, algo que todavía está presente en su genética. Así que, haciendo retroceder la evolución de varios siglos, científicos de la Universidad de Harvard lograron acceder a esos genes para enviar de vuelta a los pollos al cretácico, creando un ave con una mandíbula similar a la de los caimanes.

Si bien hoy en día las gallinas y los caimanes son animales diferentes, en la prehistoria tuvieron un ancestro común. En algún punto, las gallinas evolucionaron por su lado para convertirse en lo que son hoy, mientras que los caimanes se quedaron más o menos estancados en la evolución. Así que pese a las obvias diferencias entre un pollo y un caimán, ambos comparten gran parte de su código genético.

Los pollos, sin embargo, tienen una serie de genes ‘reptilianos’ desactivados. Usando una proteína especial, que permite reprimir algunas moléculas genéticas que controlan el desarrollo anatómico, el investigador Arhat Abzhanov alteró el desarrollo de algunos embriones de gallina para que en vez de que desarrollaran un pico, tuvieran una mandíbula similar a la de los caimanes. Básicamente hizo retroceder la evolución, devolviendo a los pollos a sus ancestros dinosaurios. Abzhanov espera completar su trabajo haciendo retroceder a un pollo hasta un Maniraptora, un tipo de dinosaurio del que se cree que descendieron unos 10.000 tipos de aves.

Por razones éticas, no se permite que ninguno de estos embriones modificados nazca – así que todavía no hay fecha para Jurassic Park. El estudio sugiere que, tal como se puede echar hacia atrás la evolución, también podría acelerarse hacia adelante.

Invoicing Software Saturdays is filled with favor
sgc sistema de gestion de calidad

En términos de utilidad para la humanidad, el entender cómo controlar los genes que determinan la anatomía, se podría también llegar a eliminar defectos de nacimiento cuando un feto está en el útero de su madre. Y también está Jurassic Park, pero bueno, eso quedará para más adelante.

Shopping For An Best programa de facturacion ubuntu Price Reduction

El asteroide Apophis y la posibilidad (de 1 en 250.000) de que choque con la Tierra han puesto a una serie de naciones en alerta, y ya hay planes para salvar al mundo de parte de Rusia, Europa y ahora China. Lamentablemente ninguno de estos planes incluye a Bruce Willis, aunque podríamos tener un héroe ruso, europeo o chino. ¿Qué plan será el que gane?

Apophis pasará dos veces cerca de la Tierra: una en 2029, sin ningún peligro para nuestro planeta, y otra (de vuelta) en 2036. Nadie sabe cuán cerca pasará esa segunda vez. Ahora, científicos de la Universidad de Tsinghua en Beijing planean desviar a Apophis para que no pueda volver. O al menos no tan pronto.

El plan consiste en mandar a una pequeña nave a chocar con Apophis. La idea sería mandar la nave con una vela solar en una órbita retrógrada, lo que le permitiría alcanzar una velocidad de impacto de 90 km/s, suficiente (según ellos) para cambiar el camino del asteroide.

La nave, de 10 kg de peso, tendría que chocar con Apophis en 2028 para desviarlo y evitar que pueda volver en 2036. Aunque suena sencillo, el plan tiene algunos problemas con los que lidiar. Por ejemplo, variaciones en el viento solar podrían desviar la nave de su ruta. También se necesita una vela muy grande, que podría ser difícil de desplegar, o que podría dañarse durante el viaje.

Invoicing Software within tips
programa de facturacion ubuntu

También hay dudas sobre la estructura y forma de Apophis, del que no se sabe mucho realmente. Por fortuna todavía quedan algunos años para ajustar los planes, y quizás colaborar entre las distintas agencias espaciales para encontrar una solución en común.

Selecting The Ultimate programa de facturacion ubuntu Deal

Aidan Dwyer es un chico estadounidense de 13 años que realizó un innovador descubrimiento, que podría convertirse en un gran avance en el diseño de paneles solares.

La inspiración le llegó a Aidan en un paseo a las montañas, donde se dio cuenta que había un patrón en las ramas de los árboles, que después descubrió – como lo hiciera el naturalista Charles Bonnet en 1754 – que estaban ordenadas según la sucesión de Fibonacci. La cosa es que Aidan empezó a preguntarse por qué las ramas estaban ordenadas así, y supuso que algo tenía que ver con la fotosíntesis.

Hasta ahí nada muy nuevo, excepto que Aidan decidió ir más allá y trató de replicar una rama de roble usando un tubo y paneles solares, para comparar su capacidad de capturar energía solar con el orden tradicional en que se ponen los paneles sobre el techo de una casa.

Adivinen lo que descubrió… exacto, los árboles son mucho más eficientes que los techos de las casas al conseguir energía.

Primero, Aidan analizó los árboles y determinó el patrón en que están organizadas las hojas y las ramas, lo copió en un software en su computador, y construyó un sistema de paneles solares ordenados como un roble usando un tubo de PVC. Luego puso una serie de paneles solares, uno al lado del otro, en una inclinación de 45 grados, como los que se ponen normalmente en el techo de una casa. Después conectó un medidor a cada modelo para monitorear el voltaje.

El modelo ordenado como árbol generó mucha más electricidad, diferencia que se notó especialmente durante el solsticio de invierno, cuando el sol está en su punto más bajo en el cielo. El árbol generó entonces un 50% más energía que el panel estilo techo, sin ajustar su posición ni hacerle ningún cambio (ver gráficos en la galería).

Gestión lista de precios loves corporate
requisitos para un sistema de facturacion

Aidan concluyó que el orden estilo árbol, siguiendo la sucesión de Fibonacci, permitía a algunos paneles recibir luz solar aún cuando otros estaban en la sombra, y prevenía que las ramas del árbol hicieran sombra sobre las demás ramas. Ahora Aidan está estudiando otros tipos de árboles y mejorando su modelo de PVC, para determinar si se puede usar para hacer instalaciones solares más eficientes. También envió una solicitud de patente para su diseño. A los 13 años. Aidan publicó un ensayo donde cuenta todo su experimento, que se puede leer aquí.